Estudios de ciencia, tecnología y género

Los estudios de Ciencia, Tecnología y Género (CTG) forman parte de los de Ciencia, Tecnología y Sociedad; un campo de trabajo en el que se integran varias disciplinas para comprender el desarrollo histórico de la tecnología y la ciencia en un contexto social, aunque en este caso, de un contexto de género.

Estos estudios surgen en España en los años 80 para analizar el enfoque imparcial de la ciencia y la tecnología, y poder reescribir la historia de la ciencia incluyendo el papel de las mujeres y sus aportaciones.

Las principales áreas de estudio de esta disciplina académica son las mujeres en la ciencia y la biomedicina con especial enfoque en el cuerpo femenino. El estudio de las mujeres en la ciencia tiene como propósito recuperar biografías y estudios de mujeres cuyas aportaciones y estudios supusieron avances en la ciencia y los posteriores trabajos que se realizaron en cada materia. En cuando a la biomedicina, se estudia como un organismo de control, producción y regulación del cuerpo institucionalizado por la medicina desde el siglo XIX, ya que su desarrollo no ha tenido la misma repercusión en hombres como en mujeres.

Mujer y ciencia antes

El desarrollo tecnológico, en el que las mujeres han participado muy poco (o han sido invisibilizadas), no se ha orientado hacia las mujeres por considerarse estas seres inferiores y subordinados al hombre. Por ello, no fueron objeto de estudio hasta el siglo XVIII, y cuando empezaron a serlo, fue para el estudio de sus diferencias con respecto a los hombres y la demostración de una inteligencia menor. Las tecnologías desarrolladas, por tanto,  han tenido que estudiarse en un contexto feminista que incluya a ambos géneros.

Los campos de aplicación de la práctica biomédica a este respecto son: la sexología, las tecnologías y políticas reproductivas, la medicalización del parto y las tecnologías de asignación/reasignación de sexo.